El informe psicopedagógico como síntesis del proceso de evaluación.... Un ejemplo.


 Dinorah J Reyes Bravo

En el proceso de evaluación, luego que se aplican los instrumentos, cuando se trabaja en equipo multidisciplinario, debe existir otro momento donde se analicen los resultados de cada especialista a través de sus informes, donde se tomen en cuenta los aspectos más relevantes develados en el mismo. Se verán coincidencias y la situación en relación a las competencias curriculares, no podemos obviar que este proceso gira alrededor del currículo escolar.
El proceso se sistematiza a través del informe psicopedagógico.
Este informe es importante ya que constituye un documento que se conserva dentro del expediente o carpeta psicopedagógica, el que resume la situación del escolar partiendo del motivo de evaluación, sin ser necesario revisar, desde un inicio, el estudio de cada especialista y su criterio evaluativo, por tanto constituye una síntesis del proceso de evaluación. En lo adelante es la fuente de referencia sin omitir que puede constituir un documento legal.
Al ser una síntesis del proceso evaluativo no puede ser reiterativo, debe tomar en cuenta elementos de interés que den respuesta al motivo de evaluación, desechar toda información superflua e inoperante que no nos aporte ninguna explicación de la situación del escolar. Debe establecer relación causa-consecuencias para una mejor comprensión del fenómeno en cuestión. El informe es una caracterización del proceso de aprendizaje del sujeto objeto de estudio, lo que implica al menor y la relación existente entre los diferentes contextos con los que interactúa. En fin, nos permite percibir al escolar en todas sus dimensiones.
De ahí su nivel de cientificidad, cuidando el uso del vocabulario técnico sin dejar de ser comprensible para el personal docente, que es en fin, hacia quien se dirige el mismo, además del propio grupo de especialistas educativos.
Es preciso señalar que la evaluación aún cuando se dirige a conocer las causas de las dificultades del escolar, también debe avizorar las cuestiones que pueden incidir posteriormente en el adecuado desarrollo del alumno, con la finalidad de tomar acciones preventivas, por lo que debe ser destacado en el informe. No tiene ningún valor que sólo veamos a corta distancia cuando podemos anticiparnos a situaciones que afectarían el progreso del escolar.
El informe psicopedagógico debe incluir:
  • Datos personales.
  • Motivo de la evaluación.
  • Antecedentes relevantes de la historia del desarrollo del escolar que tengan incidencias en su proceso de aprendizaje (médicos y sociofamiliares del alumno).
  • Se integran los resultados obtenidos en relación con la actividad cognitiva, afectiva-motivacional y volitiva del alumno y su situación de aprendizaje, explicando el origen de la misma así como las posibilidades de desarrollo. Para ello se utilizará la información que brindan las diferentes pruebas e instrumentos aplicados, incluyendo las que atañen a la evaluación del nivel de competencia curricular. Se requiere explicitar el ritmo de trabajo que predomina en el alumno y los estilos de aprendizaje, lo que se debe de tener en cuenta para la posterior intervención.
  • Condiciones físicas del escolar que pueden repercutir en el proceso de aprendizaje, si ya no tienen implicaciones en el mismo.
  • La relación existente entre la situación del escolar y las influencias brindadas por los diferentes contextos con los que interactúa: familiar, escolar y comunitario.
  • El informe debe señalar los aspectos positivos observados en el proceso de evaluación que favorezca la potenciación de sus avances escolares.
No concluye el mismo sin haberse determinado las necesidades del escolar atendiendo al funcionamiento actual y las características del entorno en el sentido de los elementos que pueden favorecer o dificultar el acceso a los aprendizajes, así como los apoyos que requiere el escolar: educativos, profesionales, técnicos, etc., además de la función de los mismos.
El informe no lleva un formato como tal, no tiene un orden en su elaboración, sí es recomendable no omitir ninguno de estos elementos en su realización. Debe ser descriptivo y explicativo, de forma tal que cuando leamos el mismo nos permita visualizar al menor y la situación que lo circunda, tanto limitante como favorecedora.
En fin, de manera muy generalizada se esbozan estos aspectos que resultan de tanto interés, pues en muchas ocasiones los especialistas vacilan ante la información a registrar en este proceso evaluativo.
Ejemplo de informe psicopedagógico.
Motivo de evaluación: Es reportado por la escuela por presentar dificultades en el aprendizaje.
El desarrollo físico de este adolescente es aceptable. Su aspecto personal denota pocos hábitos de higiene, sus manos están muy sucias con uñas muy largas y llenas de tierra, su ropa raída y descocida, sucia, está maloliente, evidencia desatención familiar. Desconoce datos personales como la fecha de nacimiento. Aporta pobre información de su medio circundante. Está desorientado parcialmente en el tiempo, desconoce los meses del año, no sabe la fecha del día. Todo esto expresa abandono por parte de la familia y la escuela.
Se muestra ansioso, mueve constantemente las manos. También se aprecian indicadores de fatiga, bosteza con frecuencia aún muy temprano en la mañana, refiere que se acuesta tarde mirando televisión. No obstante es muy cooperador, dispuesto a realizar las tareas que se le indican. Su atención es sostenida pero con dificultades para lograr la concentración por periodos prolongados, por lo referido anteriormente. En la orientación espacial aún se constatan inconsistencias en el plano.
Trabaja de forma muy desorganizada, no planifica mentalmente las acciones a realizar en la ejecución de tareas, lo que lo lleva a cometer repetidamente errores, los reconoce de forma inconstante aún llevándosele a ellos. Por esta razón requiere de ayuda con frecuencia, la que se le dificulta asimilar y transferir a situaciones análogas. Es evidente la falta de entrenamiento de M., pues en mejores condiciones su rendimiento pudiera ser mejor.
Hay dificultades en los procesos mnémicos, se le entorpece la retención de la información por lo que no la reproduce completa. Su memoria visual funciona mejor que la auditiva y la lógica de forma inmediata. Su ritmo de trabajo fluctúa con tendencia a la lentificación. Se le dificulta en ocasiones la comprensión de instrucciones, en lo que incide su pobre desarrollo del vocabulario, esto no ha favorecido el desarrollo de su pensamiento. Sus niveles en la actividad analítico-sintética son bajos pero con posibilidades de desarrollo de recibir la atención adecuada.
Al evaluarse sus competencias curriculares se advierte que su nivel de conocimientos no se corresponde con la edad y el grado que cursa (5to.), está desfasado en dos ciclos escolares, pero posee un retraso de 6 cursos. En Español presenta dificultades para leer palabras con las inadecuaciones de la /g/. Su lectura es muy lenta, silabeada con reintegración ocasional, invierte sonidos, básicamente en las sílabas inversas y las directas dobles, cambia /b/ x /d/, /b/ x /g/, /p/ x /g/, /g/ x /j/, /c/ x /g/, omite y transpone sonidos dado por insuficiencias en la capacidad fonemática. La comprensión lectora con muchas dificultades se corresponde con un primer nivel, responde a preguntas explícitas en el texto, precisando de ayuda en algunas de ellas. La escritura con rasgos inmaduros, realiza algunos trazos en espejo (en sentido inverso), debido a su pobre orientación en el plano, no respeta la segmentación en oraciones dado por el insuficiente desarrollo del análisis-síntesis en la composición de palabras y oraciones, omite grafías sobre todo las poco audibles, en las sílabas directas dobles (sinfones o trabadas) no escribe la letra inicial, presenta inconsistencia en /ch/, la que cambia por /ll/ de manera inconstante, todo ello por las alteraciones en las capacidades de percepción y discriminación fonemática.
En matemáticas no logra escribir números mayores de 100, se le dificulta aún la escritura de algunos menores a 100 por su dificultad en la discriminación fonemática (escribe 63 x 73). No logra el ordenamiento de números de menor a mayor en lo que incide sus dificultades en la temporalidad. No logra encolumnar adecuadamente cifras para su cálculo, en lo que incide sus deficiencias en la espacialidad, no posee habilidades para el cálculo oral y escrito, resuelve con ayuda objetiva solamente cálculos básicos, en los que utiliza muy buenos recursos propios. Resuelve sencillas situaciones problémicas con ayuda concreta, se le entorpece la comprensión de la operación a realizar. Obtiene mejores resultados cuando visualiza lo que se le enseña.
Al revisar sus cuadernos nos percatamos que se circunscribe a la copia de actividades orientadas por el maestro, la que presenta las dificultades que han generado sus carencias. No están revisados, no hay tratamiento remedial a sus errores. Están descuidados.
Es evidente que M. no ha recibido la atención pedagógica requerida en la institución escolar, el hogar tampoco ha favorecido en su desarrollo desde el punto de vista psicopedagógico así como en las cuestiones elementales de vida. El bajo nivel cultural de la familia y las condiciones comunitarias no han propiciado influencias que contribuyan con sus avances escolares.
En relación al rendimiento actual están incidiendo la mala organización de su horario de vida que no contempla las horas de sueño necesarias, así como la imperiosa necesidad de adquirir hábitos de higiene personal. Requiere desarrollar su orientación témporo-espacial, sus deficiencias en este sentido repercuten en la adecuada adquisición de conocimientos en las áreas de Español y Matemáticas, en lo que intervienen procesos cognitivos como: atención, memoria, coordinación viso-motora, procesos perceptuales, pensamiento. Se debe tener en cuenta sus mejores rendimientos en la memoria visual y su facilidad de aprender al visualizar el objeto de aprendizaje, no obstante es recomendable utilizar el hacer en el aprender. Es preciso asimismo desarrollar el lenguaje, específicamente vocabulario dentro del oral y el lenguaje escrito.
Sus dificultades están generalizadas en ambas áreas. Favorece su actitud cooperadora, su interés por el aprendizaje. Responde mejor a la ayuda objetiva, aunque cuando se le estimula reacciona positivamente.
Sus dificultades académicas están dadas por la presencia de necesidades educativas especiales en el área intelectual y la comunicativo-lingüística, las que con una adecuada atención pueden ser satisfechas por las potencialidades de desarrollo que posee M.


El informe debe reunir las siguientes características:
G  Ser científico: Supone que debe servir para poder ser contrastado por otros profesionales.
G  Vehículo de comunicación: Hay que conseguir que las personas a las que van dirigido, lo comprendan. Adecuación al lenguaje de la persona a la que va dirigido sin dejar de utilizarse el lenguaje técnico.
G  Debe ser útil: Es más útil el informe en tanto que se hagan orientaciones específicas con relación a los objetivos que se presenten.
G  Ser explicativo: debe brindar las respuestas por las fue sujeto a este proceso y establecer los nexos causales de las dificultades.
G  Debe ser preciso. No debe diluirse en elementos que no resulten de interés si tenemos en cuenta el motivo por el que fue sujeto al proceso de valuación.
G  Caracterizador. Tendremos en cuenta todos los elementos que retratan la situación del escolar, tanto lo positivo como lo negativo en él. Facilitará la compresión de sus necesidades.
G  Integrador. No debe verse fragmentado, debe evidenciar el trabajo en equipo. Evita la repetición de información.
La evaluación psicopedagógica tiene como propósito la caracterización de las dificultades del alumno en condiciones específicas de la situación de enseñanza aprendizaje y contextos naturales en los que se desarrolla para, consecuentemente, explicarlas en términos de necesidades educativas lo que permitirá planificar el proceso de intervención.
Es importante señalar que al hablar de necesidades educativas especiales se señalan las áreas donde el escolar las presenta, mismas que han generado sus dificultades para accesar al currículo escolar. 








Entradas populares de este blog

La evaluación de la madurez para el aprendizaje de la lectoescritura. Test ABC de Lorenzo Filho.

Cómo trabajar para lograr la madurez para el aprendizaje? Algunas actividades.

Una propuesta de entrevista (anamnesis) para la evaluación psicopedagógica.