Las adecuaciones curriculares en las NEE

Dinorah J. Reyes Bravo

Ya hemos abordado qué definen las Necesidades Educativas Especiales, y que éstas pueden ser de carácter temporal o permanente. También que este término implica hacer referencia a los aprendizajes del currículo escolar.

En dependencia del grado de dificultad que presente el alumno es el tipo de adecuaciones que precisa. Pero para ello es importante conocer los componentes del currículo escolar, de lo contrario, qué se va a adecuar?



El objetivo que responde a ¿para qué enseñar y para qué aprender?, desempeña un papel intermedio entre la sociedad y la escuela ocupando un lugar primordial o rector, determina la base concreta que debe ser objeto de asimilación, es decir, el contenido de la enseñanza y precisa, además, los métodos, medios y formas organizativas de la enseñanza. Por el carácter de sistema de todos estos aspectos influirán a su vez en el logro de los objetivos.

Los objetivos, como categoría pedagógica tienen la función de orientar y organizar el proceso docente.

El objetivo expresa de un modo sintetizado, sistematizado, la habilidad generalizadora, cuyo dominio posibilita resolver los problemas. La habilidad está unida a un sistema de conocimientos. En el objetivo se determinan los niveles de asimilación y profundidad de ese contenido (habilidad y conocimiento).

Por tal razón los objetivos se deben enunciar en función del alumno, de lo que éste debe ser capaz de lograr en términos de aprendizaje, de sus formas de pensar y sentir y de la formación de acciones valorativas.

Los niveles de asimilación se declaran en la habilidad, éstos se consideran desde el más simple, la familiarización hasta la creación.



Las habilidades se forman en el mismo proceso de la actividad en la que el alumno se apropia de la información que le brinda el docente, cuando adquiere el conocimiento. Constituye un sistema complejo de operaciones necesarias para la regulación de la actividad.

Las habilidades están presentes en el proceso de obtención de la información y la asimilación de los conocimientos, así como en el uso, expresión y aplicación de estos conocimientos.

Por lo tanto a la hora de evaluar no se puede hacer sólo al sistema de conocimientos, pues los mismos van de la mano con las habilidades, que pueden ser de cualquiera de estos niveles, en dependencia de lo programado por el currículo y/o el docente.

De ahí que en el momento de adecuar el currículo tenemos que tener en cuenta qué tipo de adecuaciones debemos realizar y si resulta así, qué componente del currículo precisa adecuarse.


O bien pueden ser:


Precisando...

  1. Adaptaciones significativas: suponen priorización, modificación y/o eliminación de contenidos, propósitos, objetivos nucleares del currículum, metodología. Por tanto se altera el currículum ordinario para ciertos alumnos. La realización de adaptaciones significativas ha de darse siempre de forma colegiada de acuerdo con una valoración o evaluación psicopedagógica.
  2. Adaptaciones no significativas: son todas aquellas estrategias de apoyo al aprendizaje que afectan a la metodología, tipología de los ejercicios o manera de realizar la evaluación. También pueden suponer pequeñas variaciones en los contenidos, pero sin implicar un desfase curricular de más de un ciclo escolar (dos cursos). 

Y.....










Entradas populares de este blog

La evaluación de la madurez para el aprendizaje de la lectoescritura. Test ABC de Lorenzo Filho.

Cómo trabajar para lograr la madurez para el aprendizaje? Algunas actividades.

Una propuesta de entrevista (anamnesis) para la evaluación psicopedagógica.