¿Esta es mi mano derecha o la izquierda?..... El problema de la lateralidad…?


Las experiencias de mi día a día me han llevado a tratar este tema, que pudiera parecer insignificante pero puede tener repercusiones como he comentado anteriormente… también porque explica el asunto ya tratado, la orientación espacial.
Hace pocos días sentada en un pasillo a la espera del inicio de mi clase alguien me preguntó por una oficina, después de la indicación –continúe por el pasillo y gire a la derecha- observé al señor, se detuvo antes de girar, se mostró dubitativo en relación a cuál era la derecha pues miró a ambos lados, para finalmente tomar el pasillo opuesto. Sucede también con frecuencia cuando he tomado el tren, en el altavoz anuncian la próxima parada y de qué lado abrirá la puerta, y veo a personas posicionarse en la puerta del lado contrario para esperar que abra… y no es asunto de extranjeros sino también de nativos que están escuchando la indicación en su propio idioma.

La lateralidad tiene su base fisiológica en los hemisferios cerebrales. Sabemos que el hemisferio cerebral derecho rige la actividad del lado izquierdo del cuerpo y el hemisferio cerebral izquierdo el opuesto. Esa es la razón por la que tenemos un ojo que vemos mejor, un oído del que escuchamos más nítido, una mano con la que solemos hacer mejores las cosas: escribir, cargar un cubo de agua, recortar, etc y de la misma forma un pie con el que pateamos mucho más fácil una pelota….
Sin embargo para poder definir nuestra lateralidad se tiene en cuenta el ojo director (con el que vemos mejor) y la mano dominante (la que utilizamos más frecuentemente y con la que hacemos mejor las actividades que requieren de más control y habilidad) De ahí que al hablar de las diferentes lateralidades tenemos:
*  Derecha (diestra): coinciden el ojo director y la mano dominante del lado derecho

* Izquierda (zurda): hay coincidencia de ambos –ojo y mano- del lado izquierdo

* Cruzada: cuando no coinciden del mismo lado ojo y mano

*Ambidextro: pueden utilizar ambos indistintamente sin dificultades.

*Contrariada…

Por supuesto no nos preocupamos cuando tenemos un niño que es derecho, es lo “común”, incluso muchas personas dicen que el mundo se hizo para los derechos….mmmmm…. y ¿dónde queda lo diverso? Atendiendo a la explicación antes expuesta queda claro que los izquierdos tienen dominancia cerebral derecha, pero los que tienen lateralidad cruzada, ¿Por qué? ….. la neurofisiología explica que se produce por el entrecruzamiento de los hemisferios cerebrales.

La lateralidad contrariada se ve frecuentemente cuando el niño es obligado a escribir y realizar el mayor cumulo de actividades con la mano contraria a su lateralidad, usualmente lo vemos cuando los padres y/o maestros obligan al niño a escribir, coger la cuchara, etc con la otra mano, también puede ser como secuela de un accidente o la pérdida del miembro, en este caso la mano que el menor usa predominantemente.

Obviamente la repercusión de esto se observa en la espacialidad, básicamente confundir derecha-izquierda, lo que a su vez tiene implicaciones en la lectura, la escritura y la matemática (dislexia, disgrafia, discalculia)…. Conocer la lateralidad del niño que presenta dificultades en la orientación espacial nos permite tener una mejor comprensión del problema y al mismo tiempo tomar mejores decisiones para la intervención.

Los trastornos de lateralidad me preguntan si tienen cura…. Si hablamos que esta tiene una base neurobiológica, podemos cambiar eso? Desde la perspectiva vigostkiana se contempla la actividad compensatoria, la que se realiza a través de la intervención, brindando las ayudas adecuadas y sin olvidar nunca que hay que trabajar al mismo tiempo el desarrollo de la esfera emocional, que suele afectarse ante estas dificultades.

Recuerden que lo que hace este mundo maravilloso es lo diverso que somos. No hay nada idéntico a otro de su especie: plantas, animales, cosas, mucho menos personas… tenga siempre presente que el futuro esta en nuestras manos, ya sea el de nuestros hijos, nuestros alumnos, nuestros maestros y hasta el de nosotros mismos… Sea comprensivo, no etiquete ni estigmatice. Con amor todo se puede.

En la próxima entrada les presento la forma de evaluación… le resultará muy útil para trabajar con sus alumnos.





Entradas populares de este blog

La evaluación de la madurez para el aprendizaje de la lectoescritura. Test ABC de Lorenzo Filho.

Cómo trabajar para lograr la madurez para el aprendizaje? Algunas actividades.

Una propuesta de entrevista (anamnesis) para la evaluación psicopedagógica.